Cómo funcionan los inhibidores de frecuencia y por qué no se pueden usar

Si te preguntas cómo funcionan los inhibidores de frecuencia y no sabes por qué no se pueden usar, presta atención a este artículo porque a continuación intentamos despejarte todas las dudas al respecto sobre estos aparatos.

Cómo funcionan los inhibidores de frecuencia

Para todos aquellos que no lo sepan, los inhibidores de frecuencia son aparatos que se pueden encontrar en diferentes tamaños, tanto que los veremos desde el tamaño de una petaca al de una maleta y el objetivo de dichos aparatos no es otro que lograr interrumpir las comunicaciones.

En la actualidad no es complicado lograr uno de estos aparatos pero lo cierto es que no es legal hacerse con uno de ellos así que es mejor. Como el objetivo de los inhibidores de frecuencia es impedir que un aparato logre comunicarse con otro y esto no es legal la solución que se perfila para así impedir ese transito de información es similar a un ataque DDoS. De este modo lo que se hace es introducir en la frecuencia indicada ruido, de tal modo que esta información inútil que satura la banda, acaba por impedir que la verdadera información llegue.

En cuanto a los posibles usos de los inhibidores de frecuencia decir que pueden ser usados para interferir distintos tipos de comunicaciones y también diferentes tipos de dispositivos. Aquí encontramos los que van desde las redes móviles a los radares de velocidad, bluetooth, GPS, infrarrojos, etc.

Estos aparatos aunque pueda parecer lo contrario son bastante sencillos de usar. Cuentan con un circuito que cuenta con un oscilador que es el que se encarga de generar la señal, así como un generador de ruido, una etapa de ganancia todo ello lo que hace es dar suficiente potencia a la señal y así una o varias antenas acaban transmitiendo lo generado en la placa.

En cuanto a lo referente al tamaño de los inhibidores, decir que los hay de diversos tamaños. Se pueden encontrar en el mercado los que tienen un tamaño que es poco mayor que el de móvil a aquellos que son tan grandes como una maleta de mano, todo dependerá de las frecuencias que se quieran barrer, ya que los hay para una sola o para varias, así como del alcance que queremos que tenga que puede ser desde algunos metros hasta más de un kilómetro.

Su origen y prohibición

Para los más curiosos que se pregunten por el origen de estos aparatos tendríamos que irnos hasta la Segunda Guerra Mundial. En este conflicto ambos bandos usaron inhibidores para interferir las comunicaciones del enemigo.

Lo cierto es que este tipo de aparatos ha acabado estando prohibido porque siempre hay quien le da un uso indebido porque lo cierto es que estos aparatos pueden tener usos muy legítimos como proteger edificios, impedir la activación remota de explosivos, etc.

Sin embargo, en los últimos tiempos estos aparatos están volviendo a usarse a pesar de estar prohibidos. Las amenazas terroristas hacen que los cuerpos de seguridad los usen ante grandes eventos. Pero no son los únicos casos. El uso de inhibidores se ha popularizado en los últimos tiempos en varias universidades españolas como la de Oviedo, Sevilla, Zaragoza o Valencia para evitar el uso de pinganillos conectados a una persona en el exterior que facilitaba las respuestas de exámenes.

La ley habla claro al respecto del uso de estos inhibidores y dice lo siguiente. “Los dispositivos inhibidores de frecuencia sólo pueden ser usados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Administraciones Públicas autorizadas, por lo que, en la actualidad, todos aquellos que se estén utilizando fuera de esta excepción, y sin la autorización expresa de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, se encuentran al margen de la legislación vigente, pudiendo aplicarse, en consecuencia, previa denuncia, el correspondiente régimen sancionador por parte del organismo competente”.

Si quieres saber más sobre lo último en tecnología no te pierdas nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 62 = 68