La evolución de las tarjetas SIM: la nueva eSIM

Cuando la mayoría de los proveedores de servicios de telefonía móvil migraron sus plataformas tecnológicas de CDMA (Code Division Multiple Access) a GSM (Global System Mobile), vimos nacer lo que conocemos como tarjeta SIM

Esta tarjeta es la que nos permite identificarnos y activar los servicios ante nuestro proveedor de comunicación móvil. Su evolución no ha parado y ahora —aunque pareciera involucionar— se convierte en la “eSIM”.

La tarjeta SIM (Suscriber Identification Module) abrió la posibilidad de intercambiar móviles sin necesidad de que la compañía de telefonía interviniera. Igualmente, nos ofrecía una memoria donde almacenar nuestros contactos. Con las mejoras y adelantos en los dispositivos móviles —cada vez más pequeños— surgió la necesidad de minimizar su tamaño al máximo. En Panavoip te vamos a contar los cambios en las nuevas tarjetas SIM.

Más pequeña y ahora también más versátil

Así nacieron la mini, la micro y la nano tarjeta, que se adaptaban a estos móviles cada vez más delgados y compactos. No obstante, la funcionalidad de memoria para contactos quedó relegada al olvido ante las avanzadas prestaciones que los nuevos sistemas operativos ofrecían al respecto.

Ahora se propone como estándar algo que pareciera un retroceso: la tarjeta incorporada o eSIM (Embeded Suscriber Identification Module); es decir, la nueva generación de teléfonos móviles traen la tarjeta de identificación integrada. ¿Cómo es esto? ¿Por qué volver atrás? No se trata de eso.

Aunque suene como una vuelta al CDMA, en realidad es una estrategia que busca resolver dos problemas simultáneamente. Lo primero tiene que ver con reducir aún más el espacio que se reserva en el diseño de los dispositivos para esta función. No solo se trata de la tarjeta sino del espacio reservado al puerto que la recibe y todo lo que implica conectarla al teléfono móvil.

Al estar integrada se ahorra todo el espacio posible, evitando ciertas limitaciones que impone la SIM tradicional. La adopción de la eSIM como estándar abre las puertas para móviles más delgados y pequeños, pero también a integrarlo en dispositivos de cualquier género.

La segunda aplicación que permite la eSIM es que es capaz de albergar más de una línea telefónica, por lo que el usuario no tendrá necesidad de intercambiar tarjetas para poder tener esta prestación. Los móviles que lo permitían hasta ahora poseen dos puertos para tarjetas SIM, por lo que el tema del espacio era aún más crítico.

La evolución de las tarjetas: la nueva eSIM

Más de una línea en más de un dispositivo

Adicionalmente, ahora las líneas podrán ser activadas en más de un dispositivo, lo que prepara el terreno para el futuro inmediato que promete inundar los hogares y oficinas con artefactos domésticos y equipos en general, que podrán manejarse a distancia e incluso tomarán decisiones acordes a parámetros preestablecidos.

Ya en la actualidad existe una serie de aparatos que pueden activarse a través de teléfonos inteligentes y que basan sus funcionalidades gracias a su capacidad de conectarse a Internet. Es un enfoque de marketing que se ha llamado “Internet de las cosas” o simplemente “IOT”, por sus siglas en inglés.

Con esta nueva posibilidad, los equipos vendrán con una eSIM que podrá ser configurada de tal manera que comparta los planes de datos que tengamos activados en nuestros móviles, de tal forma de consolidar en una sola cuenta el consumo de datos. Es apenas uno de los ejemplos de las aplicaciones que se favorecerán de este nuevo enfoque.

El límite es el cielo

Las aplicaciones son inimaginables y ya en la actualidad se cuenta con aparatos para limpieza, sistemas para mantenimiento de jardines, hornos que se activan sin intervención humana y hasta dispositivos para ser usados por nuestras mascotas para no perderles el rastro jamás e incluso para recaudar datos sobre su salud, actividad y comportamiento.

Como vemos, las ventajas de la eSIM no se limitan a su menor tamaño y el ahorro de espacio que permite. La versatilidad en su gestión y su alineación con la tendencia futurista de los artefactos IOT son aspectos que facilitarán y propiciarán toda esta tecnología.

El futuro es ahora y la llegada del eSIM es un factor que estimulará aún más la creatividad de los fabricantes, que con toda seguridad ofrecerán innovaciones que retarán la imaginación y que elevarán la calidad de vida un poco más cada día.

Si te interesa y quieres más información sobre este y otros temas de tecnología, no puedes dejar de visitar nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

80 + = 89