Recomendaciones para proteger datos personales en los viajes

Irse de vacaciones, llegar al sitio donde uno se hospedará -sea hotel, hostal, incluso casa o piso de alquiler por unos días- y buscar inmediatamente una conexión a Internet, solicitando la clave WiFi, aparentemente “protegida”, puede representar un riesgo y hasta cierto punto contraproducente para cualquier usuario.

Por eso aquí compartimos algunos consejos que ayudarán a no ser víctima de un fraude o extorsión, a través de la conexión WiFi.


Antes que nada es importante saber que la conexión inalámbrica a Internet es vulnerable en muchos sitios abiertos -sobre todo en aeropuertos, restaurantes, cafeterías, bares o discotecas, además de hoteles- dado que es cuando los hackers aprovechan para hacer sus actividades ilegales, acechando sobre todo las redes públicas que dan servicio a muchos usuarios.

A veces esa clave de WiFi que nos dan para acceder a Internet, puede que no sea del todo segura y que menos sea un impedimento para los hackers, quienes se las ingenian para crear redes paralelas con nombres de sitios públicos, como restaurantes o alojamientos.

La idea de estas personas es engañar al usuario para hacer que se conecte a la red y, una vez conseguido esto, tener acceso a sus datos, generando de esta manera el “ransomware” u otra técnica que les permite extorsionar o cometer fraude.

Por eso es importante saber cómo protegerse de estos daños digitales, en los viajes tanto de trabajo como de descanso. Aquí dejamos un listado de medidas que se deben tomar en cuenta por seguridad propia.

Tarjetas bancarias

Las tarjetas de crédito tienen más protección en el momento que alguien desee hacer un fraude online, pero las débito no. Por eso se aconseja evitar hacer transacciones por Internet con este tipo de tarjetas, en sitios cuya conexión de red sea dudosa. En el momento que se haga una transferencia de dinero, o una compra online, el movimiento se registra inmediatamente y los hackers pueden detectar eso, mirar el número de cuenta y hacer de las suyas. Así que es importante atender el consejo de no hacer movimientos bancarios en una conexión de red abierta, si no se tiene una protección como la VPN, que es una tecnología de red usada para conectar uno o más ordenadores a una red privada, usando Internet.

Gestor de contraseñas

¡Cuidado con utilizar la misma contraseña para todas las cuentas que se tenga, ya sea en correos, redes sociales o accesos a webs de servicio! Por seguridad propia y para evitar dolores de cabeza, se sugiere usar un gestor de contraseñas que genera de manera automática claves únicas y diferentes para cada situación, mismas que sólo se copian y se pegan en el sitio al cual se quiere acceder. Hay que reflexionar lo siguiente: si un hacker consigue descifrar una clave, seguro es que irá probando en otros sitios, para ver si es la misma clave y de esta manera acceder. Por eso es que no se debe poner en juego la integridad de la información personal que contienen los sitios donde se tienen cuentas.

Verificación de dos pasos

La información personal siempre será más vulnerable fuera de casa, aún cuando se intente protegerla por muchos medios. Por eso es que cuando lejos de casa se vaya a acceder a sitios –sean correos, redes sociales u otros portales con registro– se recomienda hacer la verificación en dos pasos, que es utilizar el móvil u otro dispositivo que permite comprobar que la persona es la “propietaria” del acceso a una cuenta. Este paso es tan importante hacerlo, ya que es muy necesario y además protege de tener un acceso fraudulento. Muchas empresas obligan a activar esta verificación.

Los puertos USB

En sitios de hospedaje público, muchas veces se encuentra uno con los llamados puertos USB, que permiten cargar los equipos que se llevan, sea móvil u ordenador portátil y aunque pueden ser “seguros”, este tipo de conexiones a veces son manipuladas por los hackers con la intención de infectar los equipos. Por eso evitar usar este tipo de conexiones y usar los cargadores propios conectados a la red.

Router de viaje

Se recomienda usar un router de viaje que lleve una tarjeta SIM de prepago. Esto con la idea de hacerse de una propia red WiFi personal.

Eliminar accesos

Cuando se regrese a casa, es importante eliminar los accesos que se hayan hecho a las redes WiFi, a fin de no dejar abiertos canales para alguna posible intrusión.

Estos son algunos consejos que todo viajero debe tomar en cuenta para proteger tanto su información personal como los dispositivos que use fuera de casa cuando accede a Internet. No hay que olvidar que hoy en día estas gestiones son cada vez más vulnerables, y hay personas muy expertas en informáticas, pero que tienden a hacer daño a través de las redes públicas.

Bien lo ha dicho el experto Sean Sullivan, quien es Security Advisor de F-Secure Labs: “Las redes públicas de WiFi son sólo eso, redes públicas. Esto debido a que se está compartiendo la red con extraños y existe el riesgo de que alguien esté usando algún código malicioso para espiar lo que están haciendo los usuarios. Quizá se puede creer que la privacidad está garantizada porque se está usando el dispositivo personal, pero esto no es correcto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 6 =