REDES ABIERTAS: RIESGOS Y CÓMO PROTEGERSE DE ELLAS

¿Alguna vez has entrado a un hotel y lo primero que has preguntado ha sido por su red wifi? Con la llegada del verano están aumentando el número de viajes, lo que conlleva el alejamiento de la red segura del hogar. Esto puede causar la necesidad de buscar conexiones a la red en cualquier lugar para permanecer en línea con el mundo, sin embargo, estas redes suelen ser abiertas.

En primer lugar, cabe definir una red abierta como una red wifi que no está protegida por contraseñas y permite a todo tipo de personas conectarse rápidamente a internet. Por lo tanto, la información y acciones recogidas durante la conexión a esta red no es cifrada, siendo un alto riesgo para la seguridad privada. «Wifi gratis» es una frase muy repetida en establecimientos de ocio y las personas que no están concienciadas de su escasa seguridad se conectan alegremente sin preocuparse de las consecuencias que puede llevar. Por eso, es necesario saber sus riesgos y como evitarlos.

redes-abiertas-seguridad

Qué riesgos tienen las redes abiertas

Conectarse y confiar en una red abierta puede ser muy peligroso, algunos de los riesgos que presenta son los siguientes

Robo de información

Se puede robar información tanto transmitida durante la conexión a la red como almacenada en los dispositivos. Al no estar la red cifrada con contraseña, cualquier persona podría leer nuestra información sensible e incluso acceder a nuestro dispositivo. Este riesgo se relaciona con la falta de privacidad.

Ciberataques

Ciberatacantes pueden aprovecharse de estas redes para adentrarse en nuestros dispositivos e «infectarlos». Un ejemplo de ataque podría ser el contagio a nuestros dispositivos con malwares.

Suplantación de identidad

Los cibercriminales que quieran actuar en tu contra pueden hacerse con los datos de la persona e imitar su apariencia en webs como el correo electrónico o diferentes páginas con el perfil de la víctima.

Cómo protegerse de ellas

El consejo más importante y claro para prevenir los riesgos que tienen las redes abiertas es intentar no conectarse a ellas. Sobre todo, nunca acceder desde una red abierta a información sensible como, por ejemplo, a información bancaria.

Sin embargo, no siempre podemos evitarlo. Entonces, cuando esto pase, es recomendable fijarse en los siguientes consejos:

HTTPS

El HTTPS es el protocolo de seguridad para establecer una conexión segura de transferencia de hipertexto entre el servidor y el cliente. Es aconsejable asegurarse de que el servidor en el que navegamos tiene un protocolo HTTPS, lo que nos garantizaría la seguridad de nuestra información.

https-prevencion-riesgos

Cortafuegos

Deberíamos, en primer lugar, tener instalado un antivirus. Adicionalmente, sería recomendable añadir un cortafuegos, esto es, un hardware o software que se encarga de bloquear los accesos no autorizados, y con ello los ciberatacantes mencionados anteriormente en «Riesgos».

Historial y cookies

Tras dejar el rastro digital, es muy relevante eliminarlo. Por ello deberemos eliminar el historial de navegación y las cookies que hayamos ido aceptando.

Si te ha gustado esta entrada, también te puede interesar…

✓ 5 claves para la protección de datos e identidad

 ¿Cómo funciona la geolocalización en un dispositivo móvil?

✓ Cómo borrar las cookies y la caché de tu teléfono y por qué debes hacerlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

39 + = 44